fbpx
MECÁNICA EXPRESS
Image
Un mantenimiento preventivo hecho a tiempo puede salvar vidas
MECÁNICA EXPRESS
Image
Un mantenimiento preventivo hecho a tiempo puede salvar vidas

Con nuestros servicios de mecánica express puedes revisar más de un solo sistema en el mismo centro de servicio, para vivir en kilómetros y mantener tu vehículo a su mejor nivel.
Los servicios que que hacen parte de este grupo son:

  • Revisión y mantenimiento del sistema de frenos, graduación de frenos, cambio de pastillas, cambio de cilindros, cambio de bandas, cambio de mangueras, mantenimiento de mordazas.
  • Revisión y mantenimiento del conjunto de la suspensión, cambio de terminal, cambio de rodamientos, cambio de rotulas, cambio de axiales, cambio de amortiguadores, cambio base de los amortiguadores y cambio de tijeras.

 

Image
Sistema de suspensión

Gracias a nuestra variada geografía colombiana las ruedas, suspensión y transmisión de los vehículos tienen un alto desgaste, esto ocasiona que las personas conduzcan con la suspensión en pésimas condiciones mecánicas. Los daños en ese sistema suelen ser más evidentes a comparación de otros como el motor o la caja porque todas sus partes están a plena vista y son menos componentes.

En este sistema el diagnóstico es más sencillo ya que se encuentra a plena vista, lo que evita cobros innecesarios por daños inexistentes, además cada parte del sistema tiene componentes independientes que no afectan directamente las demás partes. Esto no quiere decir que los daños sean menores ya que tener la dirección, la suspensión o los frenos en mal estado puede generar accidentes.

 

Grupo de suspensiones

Es la parte del sistema que más sufre, en especial en ciudades con terrenos desiguales como Bogotá y muchas otras, por esto es importante que un vehículo cuente con suspensiones que equilibren los pesos que se dan al acelerar, frenar o cruzar en las cuatro terminales.

La primera parte del sistema de suspensión son los brazos o tijeras, estas conectan las ruedas con el chasis y los terminales, los cuales son los transmisores del movimiento de la dirección. La segunda parte del sistema la conforman los resortes y los amortiguadores, los cuales acomulan el peso y energía del vehículo y frenan su movimiento. Por último, los elementos motores, como los ejes delantero y trasero.

Sobre las tijeras, rótulas y terminales

Estas piezas son desechables, si se rompe el caucho que las protege se deterioran rápidamente y contrario a como era hace unos años, estas no tienen arreglo, deben ser reemplazadas en cuanto se noten las fallas, además debe alinearse el tren separado. Los síntomas comunes son golpeteos, vibración de las ruedas en baches cortos y secos, un desgaste irregular de las llantas y su posición respecto al piso, teniendo consecuencias en el timón y en la estabilidad del carro.

Las tijeras suelen ser más resistentes que los terminales y rótulas, sin embargo es importante revisarlas con regularidad, en especial si el trato es brusco o si ya se han cambiado con anterioridad estas piezas porque pueden pueden afectar la alineación. Las tijeras o brazos pueden venir como piezas completas o con bujes interiores y un alma de acero sustituible.

Tip Oil Filter’s: Las tijeras siempre se cambian por pareja, no escatimes en gastos porque son piezas vitales para el buen manejo del vehículo y pueden evitar accidentes.

Sobre los amortiguadores
Contrario a la creencia popular los amortiguadores no ‘flexibilizan’ el carro, son los resortes de la suspensión los que reciben los impactos del terreno y se encargan de la transferencia del peso en los cuatro ejes, los amortiguadores solo controlan los movimientos de la suspensión.

Al hablar de amortiguadores encontramos cuatro tipos de daño:

  • Desgaste de los cauchos de los montajes sobre la carrocería, esto genera ruidos y muchas veces viene de una reparación deficiente.
  • Desgaste de la parte interna del amortiguador, esto genera golpeteos y es fácil de detectar.
  • Torcimiento de ejes por impactos, aquí el vehículo se bloquea y se siente como si no tuviera resortes.
  • Cuando el amortiguador estalla y causa un gran estruendo.

Esta parte del vehículo también debe cambiarse siempre en pares y en la mayoría de los casos son piezas que no tienen reparación sino que necesitan reemplazo.

Sobre los resortes
De estas partes existen tres tipos: espirales, barras de torsión u hojas, estos últimos se parten con mayor frecuencia que las anteriores, especialmente en vehículos de carga. Las otras dos son mucho más resistentes y necesitan de mucho para romperse. 

Estas piezas pueden cambiarse individualmente, excepto si son de espiral y de mucha antigüedad, en ese caso es recomendable cambiar el par.

Sobre la barra estabilizadora

Esta es la pieza que se encarga de transmitir el peso que soporta una rueda y así controla la inclinación de la carrocería. Si tiene mucho uso pesado o sufre maltrato puede torcerse o partirse, sin embargo es una pieza muy resistente por lo que no es común que esto ocurra, lo que se suele dañar son los acoples o uniones al chasis, conocidos como “muñecos” o los cauchos intermedios de su fijación al chasis.

Es una pieza que no viene en todos los carros, por lo que no es vital, pero si tu carro la tiene es importante mantenerla en buenas condiciones.

La geometría de la suspensión

La geometría de la suspensión tiene relación con ángulos que determinan el comportamiento dinámico del vehículo, los más comunes son la caída o camber y la convergencia o toe, los demás ángulos no suelen ser ajustables al depender del tipo de suspensión. Estos ángulos deben revisarse en la alineación y varían según el modelo del vehículo.

Una mala alineación puede hacer que las llantas se desgasten de forma irregular, normalmente en la zona interior. Es relativamente fácil que las ruedas tengan variaciones en la alineación, por lo que es recomendable hacer un diagnóstico cada cierto tiempo.

El ángulo de caída, o camber, forma una línea imaginaria que recorre la llanta de forma longitudinal con la vertical desde una vista frontal, si este ángulo se encuentra hacia el interior se dice que la llanta tiene una caída negativa y si va al exterior es positiva. Cuando las líneas imaginarias de los neumáticos traseros y delanteros se cruzan frente al eje este tiene convergencia, si se cruzan detrás tienen divergencia. Todos los vehículos tienen un ligero ángulo de divergencia o convergencia que es fácil de modificar por accidente, por ejemplo al coger un andén.

Es importante hacer estas revisiones en centros de confianza ya que un mal manejo puede causar problemas y ocasionar una compra innecesaria de neumáticos.

Casos especiales de mantenimiento

A pesar de que el grueso de vehículos actuales tienen suspensiones por muelle y amortiguador existen excepciones: la suspensión neumática de los carros gama alta, las suspensiones magnéticas ajustables y la suspensión hidroneumática. El manejo de estas suspensiones requiere maquinaria especializada ya que son piezas complejas y costosas.

Grupo Rodamientos

Los ejes a los cuales van acopladas las llantas deben girar sobre un rodamiento que puede ser de bolas de una sola pieza o de rodillos, los cuales son cónicos y tienen sus partes separadas. Este grupo de partes tiene una vida útil bastante larga y son representantes de la calidad del vehículo, aunque en general son piezas muy resistentes, no todas duran lo mismo.

Los daños en este sistema vienen principalmente por la falta de lubricación, sea porque el sello o el retenedor sufre daños, por una mala instalación o porque se permite la entrada de agua y mugre. Para detectar el zumbido que produce este daño se recomienda dejar rodar el carro apagado en un sitio silencioso. Generalmente, si se cruza el carro en el sentido contrario al del ruido este debe aumentar, indicando problemas de apoyo en los rodamientos.

Cuando el grupo de rodamientos se desgasta, en especial el tipo de bolas, hace que el ángulo del apoyo vertical de la llanta contra el piso cambie, volviendo al vehículo inestable y generando ruidos. Este sistema tiene una relación directa con los frenos, puesto que si hay problemas al coger las curvas el movimiento separa las pastillas de los frenos y cuando se oprime el pedal este se va al piso.

Los rodamientos son reemplazables y no tienen un arreglo parcial. Tienen grasas especiales que no deben mezclarse con genéricos.

Sobre el tren trasero
La complejidad de esta pieza depende del modelo del vehículo, sin embargo su reparación es similar y se aplican las mismas fórmulas de diagnóstico y arreglo.

En términos generales, si el vehículo tiene un eje rígido, es decir, las dos ruedas traseras comparten una pieza hay solo unos bujes de caucho en las conexiones, el amortiguador y el resorte. Por el contrario, si la suspensión es independiente el tren trasero debe alinearse tanto como el delantero ya que contiene más brazos y articulaciones similar al tren delantero.

Sobre los ejes
La gran mayoría de los carros modernos tiene tracción delantera y eso hace tengan ejes que comunican el torque del motor y el giro a las ruedas. Estos ejes son estructuras que deben moverse al tiempo que las suspensiones y girar con las ruedas direccionales, por lo que debe llevar articulaciones que manejan simultáneamente los movimientos. Para esto se usan las crucetas homocinéticas que mantienen una velocidad constante sin importar la posición y se adaptan al cambio de longitud cuando suben y bajan las suspensiones.

El eje es una barra de acero que no suele dañarse, pero sus juntas sí porque son las que asumen la carga, esas uniones vienen con un guardapolvo de caucho especial y rellenas con una grasa específica. Si el guardapolvo se rompe la grasa se escapa y la unión sufre daños en pocos kilómetros, si se detecta tiempo se puede simplemente cambiar el caucho, pero si el daño es irreparable se debe reemplazar la junta al completo, en lo posible es mejor evitar los arreglos con soldaduras porque puede generar daños a largo plazo al no soportar las cargas.

Sobre el cardan

En los carros de motor delantero y tracción trasera existe algo llamado cardan, un árbol que comunica el movimiento a lo largo del vehículo. Este contiene crucetas las cuales le permiten moverse para recibir los movimientos de la suspensión o acomodar los ángulos de la caja y el diferencial. Cuando estas crucetas se dañan se nota con vibraciones al acelerar y soltar el pedal, la única solución es cambiar la pieza completa.

Algunos cardanes se dividen en dos, con un apoyo central que consta de un rodamiento con cauchos para eliminar vibraciones, este tipo de cardan también también se daña y el arreglo suele ser la sustitución del conjunto completo aunque a veces se pueden arreglar por separado algunas piezas.

 

Call Center

+57 12 54 0154
+57 300 910 8987

Oficinas principales

+57 1 366 1831
Fax: +57 1 366 1831 ext 2002

Buscar